13 mayo 2010

Los microRNAs (miRNAs) son pequeñas moléculas de ARN de una longitud aproximada de 20 a 21 nucleótidos. Estos se encuentran en moscas, gusanos, mamíferos y plantas y se ha demostrado la capacidad que tienen para regular la expresión de sus blancos (ARNs mensajeros con complementariedad de secuencia al miRNA). La regulación puede darse por degradación del ARNm o bien por la inhibición de la traducción de dicho ARN.

Varios estudios han demostrado que estos ARNs pequeños participan en una amplia gama de procesos celulares como lo son el metabolismo, la muerte celular programada, el desarrollo, la proliferación, el ciclo celular, la respuesta a estrés, el cáncer y la diferenciación.

Pocos estudios se han centrado en el papel que los miRNAs juegan dentro del desarrollo del sistema nervioso. Sin embargo, en marzo de 2010, Zhao y colegas demostraron que la participación de dos miRNAs en especial (miR-219 y miR-338) es esencial para la diferenciación de precursores neurales a oligodendrocitos (la células que producen la mielina que recubre los axones de las neuronas y que son vitales para una buena comunicación neuronal). Hicieron ensayos in vitro e in vivo utilizando varios organismos modelo como ratón, rata, pollo y pez cebra.

Aquí se encuentra el link del artículo titutlado “MicroRNA-mediated control of oligodendrocyte differentiation” publicado en la revista Neuron de la serie de Cell Press: http://www.cell.com/neuron/abstract/S0896-6273%2810%2900135-2

Por Karla Fabiola Meza Sosa
¿Qué te parece?

3 comentarios:

  1. Esto aporta lo que nos enseñaron en la presentación del Dr Fabien en su tema de células troncales; las celulas al no estar aún diferenciadas; estas se diferencian por procesos de señalización, agentes fisicos, químicos, en estos últimos los microRNA´s dan una señlización para que estas células se puedan diferneciar en oligodendrocitos; de ahí que cada vez se va descubriendo los mecanismos de difenciación celular, que sin duda pueden influir para la generación de terapias en enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer.

    ResponderEliminar
  2. Creo que poco a poco se le está volviendo a dar mucha importancia al RNA, siento que muchas veces sólo se le ve como el intermediario entre el DNA y la proteína. Funcionalmente han evolucionado muchos tipos, ojalá se difunda más la noción de que no es un simple intermediario.

    ResponderEliminar
  3. Esto como dice mi compañera podría tener grandes implicaciones ya que si se pudiera manejar a este regulador (miRNAs) se podría someter en tratamiento a mucha gente que sufre desmielinización por la pérdida de estos oligodendrocitos un ejemplo de estas enfermedades devastadoras es la esclerosis múltiple que hasta hace poco no se sabía la causa de su vulnerabilidad; por lo cual este descubrimiento da pauta para seguir investigando sobre el manejo de esta secuencias de nucleótidos para el tratamiento de personas con este tipo de enfermedades, que bien me da mucho gusto.

    ResponderEliminar

  • RSS
  • Delicious
  • Digg
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Youtube
  • Archivo del Blog