25 mayo 2010

Droga experimental para el tratamiento de cáncer cerebral

Publicado por Biol. Varenka Martínez martes, mayo 25, 2010
Una molécula llamada dicloacetato (DCA), que ha demostrado reducir los tumores en ratas mediante la corrección de rarezas metabólicas en las células del cáncer, ha sido probada en cinco pacientes con cáncer cerebral.
Los resultados, publicados en la revista Science Translational Medicine, aportan pistas sobre cómo funciona el DCA, pero según el Dr. Michelakis autor principal de este estudio, “es demasiado pronto para saber si va a ser un tratamiento efectivo contra el cáncer en los seres humanos”.
En 2007, Michelakis y sus colegas informaron que la alimentación de ratas con esta droga desaceleró el crecimiento de tumores sin efectos secundarios aparentes. Ellos sugirieron que el DCA podría funcionar al estimular el metabolismo de la glucosa en las mitocondrias (encargadas de la producción de energía en las células), lo cual es importante debido a que muchas células cancerosas presentan desordenes metabólicos, produciendo su energía de manera diferente a las células normales. Este cambio también puede hacer que las células cancerosas resistan a las señales de la muerte celular programada, las cuales son controladas por las mitocondrias. Si es así, la reactivación del metabolismo de la glucosa por el DCA podría hacer que las células sean sensibles a las señales de suicidio, lo que llevaría a la muerte de células cancerosas y una reducción en el crecimiento tumoral.
Para darle continuidad a su investigación, Michelakis y sus colegas estudiaron muestras de tumores de 49 pacientes con glioblastoma y encontraron que todos tenían alteraciones en la función mitocondrial que podían ser revertidas por el DCA. Posteriormente cinco de estos pacientes fueron tratados con DCA durante un máximo de 15 meses; se realizó una comparación de su el tejido tumoral antes y después del tratamiento en tres de los pacientes. En los tres, había indicios de que el crecimiento del tumor se había reducido, y más células cancerosas fueron sometidos a la muerte celular programada después del tratamiento con DCA.
Aunque estos resultados son preliminares, podrían ser suficientes para conseguir la atención de las compañías farmacéuticas, quienes de otra forma sería poco probable que se animaran a invertir los millones de dólares requeridos para llevar a cabo grandes ensayos clínicos, debido a que el DCA no es patentable: es del dominio público.

Si quieres leer la noticia completa haz click
aquí.
Imagen de: E. Michelakis/ University of Alberta
¿Qué te parece?

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Delicious
  • Digg
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Youtube
  • Archivo del Blog