01 septiembre 2010

Las terapias con células troncales que sean realmente efectivas para reemplazar tejidos dañados o enfermos pueden tardar todavía varios años en estar disponibles, sin embargo, un grupo de investigadores han descubierto un nuevo y prometedor uso para estas células indiferenciadas: pueden ser programadas para convertirse en modelos de estudio sobre algunas enfermedades hereditarias del hígado específicas para un paciente en particular.

Científicos del Insituto de Investigación Médica de la Universidad de Cambridge, obtuvieron células de piel de 10 personas, siete de las cuales habían presentado varias formas de enfermedades hepáticas hereditarias, y tres fungieron como controles sanos. Reprogramaron las células de la piel a un estadio embrionario conocido como células iPS (por las siglas en ingles induced pluripotent stem cells) y luego cultivaron estas células en una mezcla de factores químicos que propició su conversión y transformación a células de hígado, las cuales tuvieron las características morfológicas y fisiológicas
propias de una célula de hígado.


Cuando los investigadores compararon las células reprogramadas provenientes de los cultivos de los individuos con enfermedades hereditarias del hígado contra aquellas de los controles sanos, descubrieron que las primeras presentaban muchos de los mecanismos defectuosos caracterísiticos de los desórdenes originales en el hígado de los donadores.

Estos resultados abren la puerta a nuevos estudios sobre enfermedades del hígado y demuestran que las células iPS pueden ser usadas para modelar un ámplio rango de enfermedades en las células adultas.

Este trabajo se publicó en The Journal of Clinical Investigation el 25 de agosto de este año, puedes consultarlo aquí, y puedes también leer la noticia en Scientific American.
¿Qué te parece?

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Delicious
  • Digg
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Youtube
  • Archivo del Blog